Esta semana se ha presentado en la Seminci de Valladolid (la Semana Internacional de Cine de Valladolid es uno de los festivales más antiguos y consolidados de Europa) El silencio roto, un documental sobre acoso escolar que hay que ver por la sensibilidad, realismo y forma en que aborda este problema social.

Su directora y guionista, Piluca Baquero, ha producido más de veinte largometrajes y dirige el Grado en Cine de la Universidad Camilo José Cela, donde es también profesora, pero debuta en el género documental, y como directora, con esta película; un proyecto que decidió llevar a cabo cuando su hija sufrió acoso escolar en la escuela. El silencio roto es una producción de Azotea Films en asociación con Oink y cuenta con la colaboración de AMACAE (Asociación Madrileña contra el Acoso Escolar).

Piluca Baquero afirma que había oído hablar del acoso escolar, pero que no tenía ni idea de lo que era realmente. Un día, su única hija empezó a sufrirlo en la escuela. « Entonces comprendí que las familias que pasan por esto están solas. Nadie te explica muy bien qué hay qué hacer, en el colegio tampoco sabían cómo afrontarlo y los padres del resto de compañeros no acertaban a reaccionar. Fue entonces cuando sentí la necesidad de explicar el drama por el que pasan estos niños y sus familias, para sensibilizar a la sociedad, para que nuestros políticos se dieran cuenta de que el acoso escolar es una lacra y que hay que actuar. Los niños de hoy son los adultos del mañana. Una sociedad sin violencia, sin agresividad, sin taras, es una sociedad mejor», explica.

El silencio roto aborda el acoso escolar a través de casos reales, pero respetando el anonimato de los niños que intervienen en la película. Para ello se ha utilizado el recurso de los dibujos animados (un trabajo del reconocido artista Javier de Juan) y se han mantenido las voces originales (reales) de los cuatro niños protagonistas: María, Victoria, Mario y Emma. El documental, además, incluye la participación de cuatro madres, dos padres y varios expertos: psicólogos, psiquiatras, educadores y abogados.

 

 

Los casos reales de El silencio roto

María tiene seis años y acaba de llegar a un nuevo colegio, pero algunos de sus compañeros han decidido amargarle la llegada: le han puesto un mote y no la dejan en paz. Victoria tiene catorce años y pasó demasiado tiempo sufriendo todo tipo de vejaciones en su centro escolar. El resultado fue que padeció durante años un cuadro de estrés postraumático. Mario tiene ocho años. En el cole le llamaban gordo y tres niños de su clase le pegaban a diario. Perdió por completo su autoestima y comenzó a tartamudear. Emma tiene diez años. El protocolo de acoso escolar la convirtió en la niña señalada de su escuela Se quedó sin amigos.

El largometraje de Baquero se presentó este domingo, 22 de octubre, en la Semana Internacional del Cine de Valladolid, donde concursa en la sección DOC. España. Creemos que sería muy útil que todos los padres lo vieran y comentaran con sus hijos y que en las escuelas también se visionara en cada aula como material a partir del cual trabajar con los alumnos el acoso escolar .

Si estáis interesados en este tema, os invitamos a leer el artículo que publicamos hace poco: Acoso escolar o ‘bullying’, terapia para ayudar a las víctimas