La comprensión lectora es la base del aprendizaje

Una buena comprensión lectora es indispensable para la comprensión de cualquier asignatura, ya que la mayoría de la información a estudiar se encuentra en textos escritos. De hecho, los resultados del último informe TIMMS indican que la caída escolar en las áreas no lingüísticas está estrechamente relacionada con la comprensión lectora. Si muchos niños tienen malas calificaciones en matemáticas, por ejemplo, no es porque tengan dificultades para comprenderlas, sino porque tienen dificultades para entender los enunciados de los problemas matemáticos. Por lo tanto, podemos decir que la comprensión lectora es la base del aprendizaje, determina el rendimiento académico y es un requisito indispensable para acceder al conocimiento y a la información. Asimismo, comprender lo que se lee permite acceder a conocimientos cada vez más abstractos y complejos, lo que posibilita a su vez nuevos aprendizajes y llegar a la universidad sin déficits de conocimiento acumulados y con un nivel de competencia lectora que no añada dificultades a los estudios.

Comprension lectora_lo que dicen los docentes de España

La situación en España: lo que dicen los docentes

Aunque actualmente sabemos que la comprensión lectora es clave en el aprendizaje, los datos de nuestro país al respecto no lo reflejan. El último barómetro CICLIP sobre la comprensión lectora en niños de entre 3 y 12 años concluye lo siguiente:

 

  • El 71, 6 % de los docentes españoles considera que la ley educativa actual no dedica las suficientes horas lectivas a trabajar la lectura.

 

  • El 58,7 % de los docentes dedica dos o menos horas a trabajar con sus alumnos la comprensión lectora.

 

  • La mitad de los docentes encuestados manifiestan que en su centro educativo no se realizan diagnósticos periódicos y estandarizados para detectar los trastornos del aprendizaje relacionados con la lectura.

 

  • El 38 % de los centros educativos no puedan dedicar una atención personalizada a alumnos con dificultades lectoras.

 

  • Casi la mitad de los docentes declara que su formación es insuficiente para trabajar aspectos relacionados con la lectura y la comprensión lectora, y que tampoco tienen la formación suficiente para reconocer trastornos en el proceso de aprendizaje lector de un alumno.

 

  • Casi la totalidad de los docentes considera que la comprensión lectora de sus alumnos mejoraría si pudieran dedicar más horas a preparar sus sesiones y a investigar en el campo de la comprensión lectora.

 

En conclusión, el descontento general y la falta de formación y tiempo de los docentes repercute directamente sobre los niveles de competencia lectora de los alumnos y sus hábitos lectores.

Habilidades cognitivas que intervienen en la comprensión lectora

En la comprensión lectora intervienen varias habilidades y procesos cognoscitivos:

  • La mecánica lectora
  • La retención lectora (memoria visual y auditiva).
  • La atención visual y auditiva
  • La percepción visual y auditiva
  • La capacidad de inferencia: saber deducir correctamente conclusiones a partir de premisas.
  • La conciencia fonológica: saber identificar las sílabas, palabras, frases y fonemas).

La mayoría de los niños y adolescentes con lateralidad cruzada suelen tener dificultades en todos estos procesos y habilidades; motivo por el que les cuesta mucho comprender lo que leen. En la terapia de lateralidad trabajamos cada uno de estos aspectos para aumentar sus competencia lectora, no obstante, los padres, desde casa, también pueden contribuir a que sus hijos la entrenen (tengan o no tengan lateralidad cruzada). Veamos cómo.

Pautas y actividades para mejorar la comprensión lectora de los niños

Pautas y actividades para mejorar la comprensión lectora de los niños

A continuación, detallamos los aspectos que contribuyen a mejorar la comprensión lectora y os sugerimos algunas actividades lúdicas que podéis realizar con vuestros hijos para fomentar la lectura y ayudarles a desarrollar las capacidades cognitivas que hemos mencionado anteriormente. Asimismo, os recomendamos escuchar la ponencia que sobre este tema impartió la doctora en Educación María Isabel de Vicente Yagüe el mes pasado en el marco de la V Edición del Congreso Internacional de Comprensión Lectora de Infantil y Primaria (CICLIP): aunque hemos recogido muchas de sus aportaciones, su exposición es realmente brillante.

 

La comprensión lectora se entrena leyendo

Cuanto mejor sea la mecánica lectora, mejor será la retención lectora y, por tanto, la comprensión de lo que se lee: si un niño no puede leer con fluidez, difícilmente podrá retener en su memoria lo leído y, en consecuencia, no llegará a entenderlo.

 

Lectura de textos variados

Aunque algunos expertos señalan que los libros de literatura infantil y juvenil serían las lecturas adecuadas, otros expertos, en cambio, afirman que lo ideal sería que leyeran textos de géneros muy variados. Según explica el experto en innovación, metodología docente y evaluación aplicadas a la educación Óscar Abellón en un artículo de El País, “Cuantos más tipos de texto lea un alumno, la riqueza que va a tener va a ser más amplia. De hecho, existe una correlación entre el rendimiento en una prueba externa como PISA y la variedad de textos que lee un alumno”.

 

Entrenar la lectura sostenida/atención

La atención es la capacidad para seleccionar, focalizar y mantener el interés en un estímulo determinado. Esta capacidad está estrechamente relacionada con la lectura debido a que nuestra capacidad de atención es limitada y leer requiere dejar a un lado otros estímulos que pueda haber en el entorno y centrarnos en la lectura. Teniendo en cuenta que los dispositivos electrónicos (videojuegos, redes sociales, etc.)  sobreestimulan y distraen la atención de los niños y adolescentes actuales, es muy habitual que no puedan mantener la atención en una lectura.

¿Qué ejercicios pueden ayudarles?

Leer una canción con la premisa de que luego deberán buscar palabras que rimen con algunas de la letra de la canción.

Leer un texto con la premisa previa de que luego deberán proponer sinónimos y/o antónimos de algunas palabras.

Leer un texto con la consigna de que tras la lectura les pediremos que busquen cierta información dentro de él (localización de datos).

 

Despertar su interés por la lectura

Difícilmente conseguiremos que un niño lea si no conseguimos despertar su interés por la lectura y que esta se convierta en una actividad placentera. Leerle primero en voz alta o facilitarle audiolibros puede ayudarle en este sentido y, además, como suscitará su atención, entrenará su atención sostenida en el tiempo.

 

La lectura dramatizada y la lectura comunicativa

La lectura dramatizada de un texto (como la de una obra de teatro) puede ayudar al niño a comprender lo que está leyendo, ya que tendrá que representarlo utilizando cambios en el tono de voz y el ritmo, y poniendo énfasis en la pronunciación. Y lo mismo ocurre si le pedimos que nos lea a nosotros (lectura comunicativa), ya que tendrá que desarrollar estrategias para hacernos llegar el significado del texto.

 

Desarrollar la memoria

Desarrollar la memoria es otra capacidad imprescindible para mejorar la comprensión lectora. La memoria consiste en codificar, almacenar y recuperar información. ¿Cuándo recordamos mejor un texto? cuando establecemos asociaciones y relaciones entre lo que dice el texto y nuestras experiencias personales u otras lecturas. Por lo tanto, podemos realizar actividades lúdicas encaminadas a que el niño pueda establecer esos vínculos:

  • Si, por ejemplo, lee una noticia del periódico que está relacionada con el acoso escolar, podemos pedirle que nos explique algún caso que ha habido en su clase/colegio.
  • Otro ejercicio podría consistir en decirle que tras una lectura tendrá que construir una frase con varias palabras que aparecen en el texto (elaboración de la información) o que tendrá que ampliarlo, enriquecerlo o crear una bifurcación en la historia añadiendo detalles de su propia cosecha o imaginando otro desenlace (estrategia de personalización de la información).
  • Otra estrategia para trabajar la memoria es la representación: el álbum ilustrado Concertina y el dragón, por ejemplo, tiene una portada que se puede utilizar como teatro e incluye estampas de personajes del libro que permiten crear marionetas con unos palillos para favorecer dicha representación.
  • La estrategia de la repetición también es muy útil para retener información específica y que lo esencial pueda pasar de la memoria de corto plazo a la de largo plazo. Una actividad lúdica para trabajar la repetición puede ser jugar al juego de las palabras encadenadas.

 

Trabajar la capacidad de inferencia

La inferencia no consiste en la comprensión literal de un texto, sino en la comprensión profunda que posibilita llegar a conclusiones que se derivan de él (y poder reflexionar sobre el texto). Cuantas más inferencias pueda llevar a cabo un niño, mejor habrá comprendido el texto leído. Hay tres tipos de inferencias: las inductivas, las deductivas y las de formulación de hipótesis. Esta última (quizá menos utilizada, pero muy útil) consiste, por ejemplo, en que el niño formule hipótesis sobre lo que hará un personaje determinado en el siguiente capítulo del libro o sobre cómo terminará la historia (hipótesis que se confirmarán o no a medida que vaya avanzando en la lectura del texto).

 

Mejor textos impresos que en pantalla digital

Los últimos estudios sobre el tema apuntan a que el libro tradicional es un formato más idóneo para la comprensión lectora y el aprendizaje basado en textos. Os lo explicamos en el artículo Comprensión lectora, mejor textos impresos que en pantalla digital.

El pasado 11 de mayo reabrimos el centro para las terapias presenciales individuales. Por favor, si vas a pedir cita, lee las medidas sanitarias y protocolos de higiene y seguridad que hemos implementado en el centro para evitar la transmisión cruzada de Covid-19 entre nuestro personal y los pacientes. Para los pacientes que viven fuera de Barcelona, seguimos realizando las terapias online. Si quieres hacernos una consulta, puedes ponerte en contacto con el centro.

 

Desde que se decretaron las nuevas medidas de restricción de la movilidad a finales de octubre, en el centro tramitamos los justificantes de desplazamiento a los pacientes y a sus acompañantes. Si vas a pedir cita, por favor, solicítanos el justificante. Una de las excepciones a las limitaciones de movilidad vigentes son los desplazamientos, debidamente justificados, a centros y establecimientos sanitarios y sociales.