Por Susana Lladó

Son muchas las personas que tienen dificultades para conducir porque la conducción implica una gran cantidad de capacidades distintas que entran en juego a la vez, como la atención sostenida, la coordinación, la percepción, el procesamiento de información, la orientación y organización espacial, la memoria (la de trabajo y la de largo plazo), la atención selectiva, etc. Aunque todas estas dificultades son síntomas propios del trastorno de lateralidad cruzada y en el centro las trabajamos con estos pacientes, también hay muchas personas que sin presentar el trastorno tienen problemas con algunas de ellas y podrían superarlos con una terapia adaptada a su caso específico.  Hablamos con el psicólogo Luis Elías para que nos lo explique.

Se pueden tener dificultades para conducir y no tener problemas de lateralidad

Desde luego. En la terapia de lateralidad trabajamos las capacidades motoras, cognitivas y emocionales porque forman parte o están relacionadas con la sintomatología de una lateralidad cruzada, pero qué duda cabe de que hay muchas personas sin problemas de lateralidad que  tienen dificultades para conducir porque también tienen problemas de atención, de coordinación, de memoria, de procesamiento de información, de percepción, de orientación, etc.

 

Y todas estas capacidades se pueden mejorar con ayuda terapéutica

Sí, la metodología de trabajo es la misma, aunque se adapta a las dificultades de cada persona.

Debe haber un estado de observación y alerta que nos permita percibir correctamente y tomar conciencia de nuestro entorno, procesar la gran cantidad de estímulos que recibimos y poder discernir qué es relevante y qué no para poder tomar decisiones y ejecutarlas rápidamente y de forma segura.

Vayamos por partes. ¿Qué es esencial para una conducción segura?

En primer lugar, conducir requiere atención. Hay que dirigir los recursos mentales hacia algunos aspectos del medio por el que estamos conduciendo. Es decir, debe haber un estado de observación y alerta que nos permita percibir correctamente y tomar conciencia de nuestro entorno, procesar la gran cantidad de estímulos que recibimos y poder discernir qué es relevante y qué no para poder tomar decisiones y ejecutarlas rápidamente y de forma segura.

 

¿Atención selectiva?

Sí, es la que nos permite inhibir los estímulos que no son relevantes en esa circunstancia y poner el foco de atención en lo que sí lo es para la conducción. No obstante, la atención selectiva debe estar activa sin dejar al margen la atención dividida.

 

¿Qué es la atención dividida?

La que nos permite atender al “mapa general” de lo que está ocurriendo en el entorno, incluyendo lo que ocurre en el propio vehículo.

 

La capacidad de procesamiento de toda esta información es clave

En función del entorno en el que conduzcamos habrá más o menos estímulos a procesar. No es lo mismo conducir por un camino tranquilo en medio del campo a 50 kilómetros por hora que conducir por el centro de una gran ciudad donde nos vemos sorprendidos continuamente por vallas publicitarias, bicicletas, un montón de señales de tráfico, usuarios de patinetes eléctricos, viandantes, etc. Necesitamos una buena atención a la hora de captar y seleccionar los inputs que son necesarios para entender el entorno que nos rodea como conductores. Si se trabaja esta atención, disminuiremos la dispersión y la cantidad de bloqueos que se dan debido a esta sobreexposición.

 

Una sobreexposición que causa estrés

Sí, por esto se dan los bloqueos: por el estrés que genera estar atentos a tantos estímulos continuos y simultáneos. Toda esta cantidad de elementos requieren mantener la atención de forma constante y, muchas veces, sostenida en el tiempo, como cuando hay embotellamientos.

La organización espacial es fundamental en la conducción y debe estar muy integrada, ya que mientras se atiende a todo lo que implica, también debemos estar atendiendo a todas las cuestiones mecánicas y de coordinación al mismo tiempo. Tengamos en cuenta que la noción de espacio o de organización espacial va unida a la capacidad de orientación en el espacio

¿Por qué mencionas los embotellamientos?

A pesar de que se circula a 10 kilómetros por hora y en fila, la mayoría de los accidentes que se producen, por ejemplo, en las rondas cuando hay embotellamientos son por fallos de atención. Hay que ir cambiando de marcha continuamente, entre otras cosas.

 

¿En qué otras circunstancias es clave la atención sostenida?

Cuando se realizan trayectos largos, para conducir camiones y autobuses, cuando se viaja mucho o se utiliza el vehículo diariamente para desplazarse por un entorno urbano, etc. En terapia, estas personas aprenden a mantener un buen nivel de atención durante periodos largos y a trabajar la amplitud y la intensidad de la atención.

 

¿A qué te refieres con la amplitud e intensidad de la atención?

Los procesos de atención incluyen, entre otros, estos dos aspectos: la cantidad de estímulos a atender y el grado de atención que debemos prestar en una situación en concreto mientras conducimos. No es lo mismo la atención que debo poner al conducir por mi barrio que la que requiere conducir por una carretera de montaña con hielo y poca visibilidad.

 

¿Qué rol juega la percepción en la conducción segura?

La percepción es el proceso por el cual las personas extraemos información del medio para desenvolvernos en ese entorno. Mediante las experiencias sensoriales construimos una realidad o una imagen de la realidad a través de los sentidos. Esta percepción es subjetiva, cada uno construye esa imagen de la realidad de una manera diferente. Pero, cuando conducimos, debería haber una adecuada interpretación del tiempo, del espacio, la distancia, la velocidad, etc., para que la conducción sea segura.

La memoria de trabajo es un tipo de memoria que nos permite retener datos e información, hacerlos conscientes en un momento dado y ponerlos en relación cuando los necesitamos. Es decir, es un tipo de memoria que necesitamos para procesar la información que nos llega del entorno y para que nuestro cerebro pueda llevar a cabo procesos cognitivos complejos, como el de la orientación

¿Nos puedes poner un ejemplo?

Dentro de la percepción y la organización espacial también hay que trabajar la profundidad y la distancia, que es con lo que las personas con lateralidad cruzada tienen más problema, además de con la noción de derecha-izquierda, pero que es una dificultad que también tienen otras personas.

 

¿La noción de espacio?

Sí, el espacio es tridimensional: tenemos derecha e izquierda, arriba y abajo, y cerca y lejos, lo cual incluye la profundidad a la que se encuentran las cosas o las personas en un entorno determinado. La organización espacial es fundamental en la conducción y debe estar muy integrada, ya que mientras se atiende a todo lo que implica, también debemos estar atendiendo a todas las cuestiones mecánicas y de coordinación al mismo tiempo. Tengamos en cuenta que la noción de espacio o de organización espacial va unida a la capacidad de orientación en el espacio, tal como explicamos en una entrevista anterior. Cualquier dificultad en alguno de estos aspectos repercutirá en la parte emocional del conductor.

 

¿De qué manera?

Puede generar mucha ansiedad, estrés, dispersión, bloqueos que nos impidan reaccionar a lo que está pasando e incluso conductas evitativas de no querer coger más el coche. Hay personas, por ejemplo, a las que les siempre les entra ansiedad ante una situación en concreto: al aparcar, en las subidas, etc.

 

Háblanos de otras dificultades para conducir

Conducir requiere tener una buena memoria de trabajo.

¿Por qué?

La memoria de trabajo es un tipo de memoria que nos permite retener datos e información, hacer estos datos e información conscientes en un momento dado y ponerlos en relación cuando los necesitamos. Es decir, es un tipo de memoria que necesitamos para procesar la información que nos llega del entorno y para que nuestro cerebro pueda llevar a cabo procesos cognitivos complejos, como el de la orientación.

 

¿Se puede entrenar la memoria de trabajo?

Sí, hay ejercicios para entrenarla: para retener durante más tiempo la información y pasarla de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo. Del mismo modo, como la memoria de trabajo va relacionada con la memoria visual, el reconocimiento de imágenes o la capacidad para memorizar recorridos, se pueden trabajar estos aspectos en particular.

 

Las personas con lateralidad cruzada, además, tienen problemas de discriminación perceptiva, lo cual aumenta las dificultades para la conducción

Cuando no se ha establecido bien el esquema corporal en las primeras etapas de la vida, no solo hay dificultades para distinguir entre derecha e izquierda, también las hay para registrar e interpretar correctamente los estímulos visuales externos, ya que los puntos de referencia no están claros para la persona. Todo ello aumenta las dificultades para conducir.

 

Todo va muy interrelacionado

Sí, por eso en terapia trabajamos todos estos aspectos simultáneamente, tanto si los pacientes tienen lateralidad cruzada como si no, y haciendo hincapié en lo que más necesita cada persona. La percepción, la coordinación, la atención, la memoria y la orientación y organización espacial van muy unidas. De la misma forma que si hay un bloqueo emocional, también habrá que ver cuál es la causa para que la terapia sea efectiva.

 

También habéis tenido pacientes que se han podido sacar el carnet de conducir gracias a la terapia

Así es. Algunos creían que nunca podrían hacerlo, ya que tenían serias dificultades. Recuerdo especialmente el caso de Kevin, a quien entrevistaste hace unos meses. Este expaciente es un claro ejemplo de que todas estas capacidades se pueden ejercitar.

El pasado 11 de mayo reabrimos el centro para las terapias presenciales individuales. Por favor, si vas a pedir cita, lee las medidas sanitarias y protocolos de higiene y seguridad que hemos implementado en el centro para evitar la transmisión cruzada de Covid-19 entre nuestro personal y los pacientes. Para los pacientes que viven fuera de Barcelona, seguimos realizando las terapias online. Si quieres hacernos una consulta, puedes ponerte en contacto con el centro.